“He finalizado Concierto para Leah, no fue fácil terminarla, como cuando nos enamoramos... no obstante su lectura tan bien hilada nos conminaba a hacerlo; es difícil hablar de una lectura cuando toda ella se nos devela con el sentido tan delicado de la ternura que exuda cada línea. El trabajo debe haber sido complejo, se nota en cada gesto narrado o dialogado el trabajo de la escribiente y su respeto por cada expresión; sé cuánto toma hacerlo y lo lograste. Escribir una novela no es nada superficial, sobre todo el tema tratado en ésta supone estudio, sensibilidad y tino: lo lograste. Eres excelente narradora. Leah nos llevaba de la mano y esa otra voz omnisciente que la acompaña y no la abandona a pesar de todo lo acontecido”.
Leticia Ruiz Rosado, profesora de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Aguadilla.